Seleccionar página

No hace falta que vayas a las tiendas de decoración más caras de la ciudad, tampoco que cuelgues un Picasso en el salón o las cortinas sean de la realeza. Con cambios pequeños, pero correctos, tu vivienda de alquiler ganará en prestigio y calidad.

No por tener un Chéster del siglo XIX tu casa va a parecer más cara si no sabes cómo combinarlo, ubicarlo, e incluso, cuidarlo. Las cosas son valiosas por el trato que le damos y cómo las hacemos brillar de cara a los demás.

 

Consejos deluxe para aumentar el caché

Si cambiamos el estilismo de nuestra casa, con poca inversión, podremos ganar mucho más de lo que piensas.

Lo primero que tenemos que hacer para aumentar el valor de nuestro hogar (sea alquilado o esté puesto para ser arrendado) es coordinar el espacio. Esto quiere decir que apostemos por colores que den nivel.

Elije dos colores para la vivienda que aporten fuerza y profundidad, así cada estancia tendrá más juego a la hora de decorar.

En cuanto a mobiliario, debes prestar atención al sofá, el rey del salón que te dirá si tu casa es Deluxe o no. Puedes invertir en uno nuevo que tenga más categoría o dejar el mismo y decorarlo con un buen ojo. Los cojines convierten un sofá low cost en uno caro. Si a esto le añadimos un plaid para noches de invierno y un cuadro encima tamaño XL, este rincón será como si de una mansión fuese cogido.

 

Más ideas para interiorismo high class

La flora es importante para alegrar la casa, además de darle caché. Los toques verdes siempre dan nivel, pero tienen que estar cuidados y tener una maceta bonita, de lo contrario caerá la categoría que quieres dar en picado.

Otra idea que da elegancia a la casa es apostar por la cultura. Libros de arte, cuadros o esculturas son sinónimo de distinción en un hogar, aunque estemos de alquiler. El nivel de la vivienda sube como la espuma si en una mesa tenemos libros apilados sobre arte.

También la combinación blanco y negro tiene un gran poder de subir el nivel de una habitación. Por ejemplo, en fotos en b&n enmarcadas y colgadas en las paredes, una lámpara negra, un cojín negro bajo un sofá blanco… ¡infinitas posibilidades!

Para el dormitorio, el cabecero es lo que hará que tengas una señora habitación y, por consiguiente, una señora cama. Los cabeceros dan elegancia y si son en tonos neutros, más aún. Los grises, negros o alguno de esta gama cromática será el que de ese toque de distinción al instante.

En cuanto a complementos, las alfombras son las protagonistas en las viviendas caras -aunque la tuya sea común-, la idea es que lo parezca. Viste tu casa con alfombras que, además de abrigar en invierno, aportan un toque glam. ¡Sé generoso con este accesorio por todas las estancias!

Finalmente, los tejidos también cuentan a la hora de abaratar un espacio sin pagar más de lo debido. ¿Cómo? El terciopelo tiene la respuesta. La máxima clase lo da un mueble revestido de terciopelo, un complemento como manta, cortinas o colchas de terciopelo e incluso cojines. Este tejido transmite elegancia donde lo ubiques.

Y tú, ¿aun no has aumentado el valor de tu vivienda con estos pequeños trucos?

Fuente: habitissimo

Share This