SERVICIO 24HORAS 934.671.115 cuidamostupatrimonio@rentando.es

Que no te pille el toro: consejos para la puesta a punto de un piso de alquiler antes de septiembre

Septiembre es uno de los meses más fuertes en lo que a alquileres se refiere. Por un lado, porque marca el regreso a las aulas y, por otro, porque muchas personas aprovechan días de vacaciones para buscar nuevo hogar y comenzar en él el curso en todos los sentidos, escolar y laboral.

Es cierto que no queda mucho. Pero no es tarde para una puesta a punto de tu piso de alquiler. ¿Por dónde empezar?

 

Una primera limpieza

Si el piso de alquiler está amueblado, es el momento de revisar mobiliario, textiles o lámparas y comprobar en qué estado se encuentran. Deshazte de aquello que esté muy deteriorado si es imposible repararlo. Ten en cuenta que los futuros inquilinos se van a fijar mucho en este aspecto y que hoy en día se pueden encontrar muebles muy atractivos a bajo precio.

 

Una mano de pintura

Es otro de los factores que ayudan a causar una buena impresión. Pintar el piso no cuesta mucho y, a cambio, aporta una imagen de limpieza y cuidado que cualquier inquilino sabrá apreciar. Y ya que hablamos de pintura, elige blanco o en su defecto colores neutros, son los que mejor funcionan a la hora de alquilar un piso.

 

Pequeñas reparaciones

Es algo que no se puede pasar por alto en la puesta a punto de un piso de alquiler. Además, cualquier reparación habrá que realizarla antes o después, así que mejor hacerla con el piso aún desocupado.

¿Qué hay que revisar? Todo: que las puertas y ventanas abran y cierren correctamente, que enchufes e interruptores funcionen, que no haya puertas descolgadas en los muebles, que las persianas se mueven sin problemas o que los grifos no están atascados por la cal. A veces son pequeños detalles, pero también cuentan.

 

Alguna que otra reforma

Hay elementos que no se reparan fácilmente, como el suelo o los revestimientos. Pero no es tarde para tener el piso listo para septiembre. Si están muy deteriorados, poner un suelo vinílico o pintar los azulejos no lleva mucho tiempo y tampoco cuesta mucho dinero.

A cambio de ese pequeño esfuerzo, la vivienda ofrecerá un aspecto más actual y será mucho más atractiva para los interesados en alquilarlo.

 

Atención a los detalles

No es necesario que decores tu piso de alquiler como si fuera protagonista de una página de decoración, pero los detalles importan. Cuida mucho la iluminación, ya que amplía los espacios. Y coloca algún elemento que ayude a crear una imagen de calidez y confort, pueden ser unos cojines o unas plantas, por darte alguna idea.

 

Una limpieza definitiva

El orden y la limpieza son esenciales para causar una buena impresión, así que la puesta a punto de tu piso de alquiler debe finalizar sí o sí con una buena limpieza. Todas las superficies deben estar en perfecto orden de revista, los cristales impolutos y los electrodomésticos (si los hay y son de inox) brillantes.

Ten en cuenta estos consejos para poner a punto tu piso de alquiler y conseguirás que sea irresistible. Además, ese lavado de cara no te llevará mucho tiempo. Tal vez te dé pereza ponerte ahora manos a la obra, pero ¡merece la pena!

 

Fuente: habitissimo

Share This