SERVICIO 24HORAS 934.671.115 cuidamostupatrimonio@rentando.es

Si decides alquilar un piso en Barcelona, aquí te damos toda la información que necesitas sobre la duración de un contrato de alquiler de una vivienda y qué puedes esperar.

 

Contrato de alquiler de una vivienda

En marzo de 2019 se publicó el Real Decreto Ley 7/2019 de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler, cambiando la duración de los contratos de alquiler, según la fecha en que se celebran.

Hay que resaltar que hay libertad entre el arrendador y el arrendatario en cuanto a la duración del alquiler, y son válidos los que sean iguales o superiores a los regulados por ley (de 3, 5 y 7 años, dependiendo de la fecha de su firma), quedando sujetos a las prórrogas previstas legalmente.

Sin embargo, aunque el Real Decreto limita la duración del contrato de alquiler de una vivienda, sigue en vigencia la norma sobre la prórroga voluntaria del arrendatario.

 

Contratos a partir del 6 de marzo de 2019

Los contratos celebrados a partir de esta fecha, cuando entró en vigor el Real Decreto, permiten que el contrato de alquiler tenga una duración inferior a 5 años, en caso de ser persona física el arrendador, o a 7, si es persona jurídica. Aunque, el arrendamiento puede extenderse hasta llegar a los 5 o 7 años, siempre que el inquilino lo desee y aunque exista oposición del arrendador.

Para la prórroga no se necesita ningún tipo de comunicación, bastará con la permanencia del inquilino en la vivienda y el pago de la renta. Estas prórrogas son obligatorias para el arrendador y voluntarias para el inquilino.

Una vez transcurridos esos 5 o 7 años, el arrendador deberá avisar al inquilino con 4 meses de anticipación su voluntad de rescindir el contrato (o, en el caso del inquilino, con dos meses de pre aviso).

Si esto no sucede, se produce lo que se conoce como reconducción arrendaticia, que es la prórroga por tres anualidades subsiguientes. Es decir, el contrato puede prorrogarse tácitamente cada año si ya transcurrió la totalidad del tiempo (5 o 7 años), siempre y cuando no exista ningún preaviso por ninguna de las partes.

Para el arrendador las prórrogas serán obligatorias si no avisa con los 4 meses de anticipación, pero podrá negar la prórroga forzosa durante los 3 años de tácita reconducción si en el primer año transcurrido necesitase esta vivienda para destinarla a su propia vivienda permanente, para sí o para parientes en primer grado de consanguinidad.

También para su cónyuge, en casos de separación, divorcio o nulidad matrimonial, siempre que haya estado previsto en las cláusulas del contrato de forma expresa, y para ello necesitará avisar al inquilino con 2 meses de anticipación. Esta norma solo cursa cuando el arrendador es persona física.

 

Contratos a partir de 2013 hasta marzo de 2019

Los contratos de alquiler celebrados en estas fechas quedan regulados por la normativa anterior, con excepción de los plazos acordados por ambas partes. Pueden tener una duración de hasta 3 años, y la tácita reconducción ocurre una vez transcurridos estos 3 años, sin requerimiento del propietario.

Para denegar la prórroga forzosa en las primeras 3 anualidades es necesaria la situación descrita en el apartado anterior, aunque las causas no estén previstas expresamente en el contrato.

 

Conclusiones

Existe una Agencia Negociadora de Alquileres (ANA), que estudia y analiza la duración de los contratos.

Según esta Agencia, la duración mínima de un contrato de alquiler puede ser de un año, aunque también puede fijarse por un periodo menor, siempre que esta vivienda se use como vivienda habitual del arrendatario.

En los casos que te mudes a una ciudad por trabajo o necesitas mudarte por poco tiempo, esta opción es perfecta, ya que el contrato puede estipular la cantidad de tiempo que necesites permanecer en la ciudad.

Claro que si el contrato no establece el tiempo, o si el plazo es indeterminado, la ley entonces establece la duración mínima de un año, sin que esto signifique que tú, como inquilino, no puedas prorrogar el contrato por derecho.

Share This