Seleccionar página

Invertir en inmuebles es una de las actividades económicas más habituales en nuestras sociedades. Tanto lo es que incluso atrae a extranjeros que deciden apostar por las oportunidades de enriquecimiento que les proporcionan estos proyectos.

Unas precauciones que tener en cuenta para los inversores en inmuebles

Sin embargo, cometerá un gran error quien pueda pensar que las posibilidades de ganar dinero con la inversión inmobiliaria son siempre seguras. Se trata, de hecho, de una premisa, la de que la inversión en vivienda siempre da beneficios, que se ha demostrado falsa. Por ejemplo, a lo largo de la crisis estructural del sector inmobiliario que vivimos a partir de 2008.

Pero estos malos presagios no deben, si quieres invertir en viviendas, hacerte desfallecer. Comprar y vender casas siguen siendo actividades económicas que reportan grandes ingresos. Pero, para conseguirlos, te conviene estar bien informado. De lo contrario, puedes encontrarte en aprietos, como hemos observado en importantes inversores durante la pasada crisis inmobiliaria.

Así que, si te interesa ganar dinero con la compraventa de viviendas, toma nota de estos consejos.

Recomendaciones para asegurarte las ganancias en el negocio inmobiliario

Presta atención a estas indicaciones y te resultarán más provechosas tus operaciones con las viviendas.

– En primer lugar, has de tener claro por qué tipo de inversión apuestas. Ten en cuenta que no vas a necesitar comprar la misma clase de vivienda ni realizar los mismos estudios de mercado si quieres comprar inmuebles para alquilarlos posteriormente o si prefieres venderlos. Y, en caso de optar por una u otra forma de residencia, tendrás que decidir con qué público potencial quieres trabajar preferentemente (extranjeros, nacionales, universitarios, poder adquisitivo alto o medio, etc.). Además, si vas a necesitar la realización de una reforma para que la vivienda resulte más atractiva, tienes que hacer números y comprobar qué operaciones inmobiliarias posteriores te compensan.

– En segundo lugar, infórmate de las zonas que se hayan puesto de moda para la inversión inmobiliaria. Te costará más comprar las viviendas, pero el retorno de la inversión también será mayor. Por ejemplo, en nuestro país te tienes que dirigir a los centros históricos de las grandes ciudades (en los que los precios del alquiler se están disparando) y determinadas áreas costeras.

– Asimismo, no debes precipitarte. Nos referimos a que mantengas la cabeza fría antes de lanzarte a comprar una de estas propiedades, por ejemplo, solo por su precio. Vas a tener que informarte de más datos sobre ella, como los impuestos que se aplican en ese territorio, las evoluciones de los precios y otros análisis. Análisis como los relativos a la cercanía de los medios de transporte y las vías de comunicación o la seguridad de la zona.

– Por último, te conviene contar con la ayuda de profesionales, como los agentes de la propiedad inmobiliaria, dado que te ayudarán con tus dudas financieras, jurídicas y de estudios de mercado. Aparte, pueden realizar modernas campañas de marketing, como las del home staging, que harán más atractivos tus pisos y posibilitarán que les saques un mayor rendimiento económico.

En definitiva, a la hora de invertir en inmuebles, vayas a comprar, vender o alquilar, ¡dedica tiempo a informarte!

 

imagen

Share This