SERVICIO 24HORAS 934.671.115 cuidamostupatrimonio@rentando.es

Barcelona es una hermosa ciudad, mezcla de modernidad e historia, que la convierten en un lugar atractivo para vivir. Es la capital de Cataluña y la segunda en importancia de España, después de Madrid.

Su empuje industrial y cultural ha sido uno de los factores de su gran crecimiento, y en la actualidad es la segunda ciudad más poblada de España y la sexta de Europa. Esto obliga a ver más cuidadosamente los barrios de Barcelona si estamos pensando en mudarnos, ya que el nivel de urbanización del término municipal es alta y eso aumenta la media del piso de alquiler.

Para alquilar vivienda en Barcelona hay que conocer las mejores zonas para vivir (desde distintos puntos de vista: económico, de seguridad, de servicios, de atracciones culturales), y para ello haremos una breve panorámica de los distritos y de los barrios de Barcelona más atractivos que hagan la vida más fácil.

 

Los barrios de Barcelona para alquilar vivienda

En la Ciudad Condal el centro es altamente valorado. Está formada por una llanura costera frente al mar Mediterráneo y se apoya en la sierra de Collserola, donde hay tradicionales barrios de la alta burguesía. En el casco histórico también hay barrios de toda la vida, con un precio más alto.

Alrededor de la ciudad se despliega la expansión industrial y urbanística que se ha comido pueblos y pequeñas ciudades circundantes, y esta llega a una densidad poblacional de 5 millones de almas.

Pero para alquilar vivienda en Barcelona hay que tener en cuenta no solo la ubicación más o menos alejada del centro o de la playa, sino también la antigüedad del edificio, el estado del mismo o el tamaño, y el precio por metro cuadrado del área.

 

Barios: Raval, Barrio Gótico y Born

Si bien pueden ser algo inseguros (hay zonas sórdidas por la noche en que hay que tener cuidado), estos barrios son los más atrayentes para los artistas, los bohemios, los estudiantes. El Raval es una zona no muy segura aunque con una personalidad fuerte (por algo tiene sitio en la literatura de Juan Goytisolo), y de allí puede surgir su interés.

El Barrio Gótico es la parte de donde nace Barcelona, es una zona hermosa, con calles empedradas y antiguas, donde vivían muchos inmigrantes y gente menos favorecida. En la actualidad es una atracción turística.

El Born, por su parte, está más cerca de la playa y ofrece una vida nocturna movida, igual que zonas culturales y tradicionales.

 

Barrio de Gràcia

Este barrio está algo apartado pero muy bien comunicado con el resto de Barcelona. Es ideal para familias, acogedor y amable, si queremos alquilar vivienda en Barcelona.

 

Barrios del Poble Sec

Es muy interesante como opción, los alquileres son más bajos pues está lejos del centro de la ciudad, al pie del Montjuic. Hay transporte que nos deja en 10 minutos en el centro.

Otras opciones más caras son la Villa Olímpica, Barceloneta, Sarrià, Les Tres Torres, Pedralbes, Vallvidrera y Sant Gervasi-La Bonanova, que son barrios tradicionales de la Zona Alta de Barcelona.

 

Barrio de Sarrià – San Gervasi

El barrio más elegante y burgués de Barcelona. Allí se encuentran los alquileres mas caros. Encuentras una gran variedad de pisos, donde predominas las zonas comunitarias y las piscinas. También esta muy bien comunicado, lleno de zonas verdes y rodeado por las mejores escuelas.

Es un barrio familiar, acogedor y fuera del alcance de los turistas. 

 

Administración del alquiler de vivenda

Los gastos por alquilar una vivienda son menores que si comprásemos una casa, pero igual debemos asumir ciertos aspectos a la hora de firmar el contrato de arrendamiento.

Los gastos habituales (que dependerán de lo establecido en el contrato) son la primera mensualidad, la fianza que hay aportar al dueño (es obligatoria por ley y equivale a un mes de alquiler, se usa para cubrir cualquier desperfecto que el uso conlleva), y aunque se recupera al final del contrato hay que pagarla antes.

Hay propietarios que exigen el pago de varias mensualidades, y esto es permitido gracias a garantías adicionales que la ley de arrendamientos urbanos prevé, así como cualquier otro tipo de garantías para que el arrendatario cumpla con sus obligaciones.

Igualmente, los propietarios pueden solicitar el aval bancario del inquilino en caso de que no pague la renta. Otros gastos son los honorarios de la agencia, en caso de que hayamos contratado este servicio; el alta de los suministros como agua, gas o energía, que en viviendas nuevas hay que pactar en el contrato quién las paga.

De hacerlo nosotros como inquilinos puede suponer un coste de más de 500 euros.

Alquilar vivienda en Barcelona requiere de planificación para que no se convierta en una pesadilla.

 

Imagen Sugerida: Wikimedia

Share This