SERVICIO 24HORAS 934.671.115 cuidamostupatrimonio@rentando.es

Alquilar un piso amueblado es, a veces, un quebradero de cabeza. Es importante combinar lo práctico y funcional con lo estético. Y no hay que olvidar que no todos los inquilinos van a ser demasiado cuidadosos, por lo que deben ser siempre muebles especialmente sufridos y resistentes. ¿Hay solución? Por supuesto. Aquí tienes algunas ideas.

 

1- Muebles abiertos para el salón

Uno de los puntos débiles de cualquier mueble son las puertas y los cajones. Por ello, es mejor optar por estanterías modulares. Pueden ser de tablero de fibras, pero mucho mejor si son metálicas, resisten mejor golpes y arañazos.

Sus mayores ventajas son que se pueden hacer composiciones realmente vistosas, es posible añadir cestas o cajas para tener espacio de almacenaje y, además, son muy económicas.

 

2- Mesas de tableros fenólicos

El compacto fenólico es un material de enorme resistencia a la humedad, la abrasión y los productos químicos. De hecho, se usa mucho en hostelería, en centros escolares y en oficinas. Aquellos que sean un poco manitas pueden comprar un tablero y con unas sencillas patas metálicas ya tendrán una mesa capaz de soportarlo casi todo.

 

3- Sillas de PVC

El estilo nórdico es tendencia desde hace años y es un gran aliado en la decoración de pisos de alquiler. Mencionábamos las estanterías y ahora nos centramos en las sillas. ¿Por qué? Primero, porque sus formas redondeadas son muy elegantes. Y, segundo, porque las sillas de este estilo se pueden encontrar en materiales tan resistentes como el PVC o el polipropileno. Y, tercero, porque su precio es muy asequible.

 

4- Sofás desenfundables

Sin duda, es el elemento que más sufre en un salón. Por ello, conviene optar por sofás de diseños sencillos que no sean demasiado caros y, sobre todo, que sean desenfundables. Si la tapicería se mancha o se deteriora, basta con poner una funda nueva y ya está.

 

5- Camas de estructura metálica

Lo tienen casi todo: son muy resistentes, hay diseños realmente vistosos y su precio es mucho menor que el de un canapé. Por eso, son siempre una buena opción para una vivienda de alquiler.+

 

6- Mesillas de madera y metal

Con una estructura en forma de cesta o unas sencillas patas y una tapa de madera, no solo son una solución de muebles low cost muy actual, sino que resistirán sin problemas y en perfecto estado durante mucho tiempo. Además, en caso de que la tapa se estropeara, bastaría con poner una nueva.

 

7- En el baño, encimeras y cestas de almacenaje

Conseguir un baño bonito, resistente, práctico y económico no es difícil. ¿Cómo hacerlo? Prescindiendo de los muebles. Una encimera con el lavabo superpuesto y una balda debajo es una opción muy económica. Para decorar y tener espacio de almacenaje, unas cestas de mimbre o de tela quedarán perfectas. Si aun así no es suficiente, unos carritos con ruedas serán un complemento perfecto.

 

8- Palets y cajas para la terraza

La terraza se ha convertido en uno de los mayores atractivos de cualquier piso de alquiler. Para decorarla, mesa y sillas de PVC pueden ser una solución. Pero si no quieres gastar mucho, con unos palets o unas cajas de madera se pueden hacer sofás y mesas estupendos. Evidentemente, no resistirán tanto como unos muebles de plástico, pero te costarán mucho menos.

Como ves, no es tan complicado amueblar un piso de alquiler con muebles low cost que, además, lo resistan casi todo. Y lo mejor es que el resultado final puede ser asombroso porque incluso encontrarás piezas de diseños cuidados y muy de moda.

 

Fuente: habitissimo

Share This