SERVICIO 24HORAS 934.671.115 cuidamostupatrimonio@rentando.es

¿Cómo debe ser un piso de alquiler para estudiantes? Ante todo, práctico y funcional. Y no solo por el tipo de inquilinos que lo van a ocupar, sino también porque este tipo de viviendas no suelen ser muy grandes. Pero ¡cuidado!, eso no significa que haya que dejar a un lado el estilo.

¿Se puede tener todo? Sí. Con un poco de imaginación, de buen gusto y algún que otro pequeño truco, es posible optimizar al máximo el espacio sin tener que dejar a un lado la estética. ¿Cómo conseguirlo? Toma nota.

 

1- Paredes todoterreno

Empezamos por lo más evidente. En un piso de alquiler para estudiantes es inevitable: habrá un continuo ir y venir de gente. Y eso significan roces, manchas, arañazos… En las paredes, la solución pasa por pinturas lavables que se limpien con facilidad. En el salón puedes optar por colores más alegres. Pero recuerda que las habitaciones son zonas de estudio, por lo que es mejor usar tonos claros que favorezcan la concentración.

Otra opción son los papeles pintados vinílicos, que son sufridos y que puedes encontrar en diseños muy juveniles. O puedes ser más original y decorar alguna pared con pintura de pizarra. No solo es resistente, sino que también será muy útil para apuntar las cosas que necesiten o dejarse mensajes sin necesidad de taladrar la pared para colgar un tablón.

 

2- Mobiliario

Ante todo, sólido y práctico. Tal vez tengas la tentación de buscar algún chollo o muebles muy baratos, pero es fácil que se deterioren enseguida y tengas que cambiarlos. Mejor opta por piezas resistentes, al fin y al cabo, un piso de estudiantes tampoco necesita un gran mobiliario y la inversión no será tan elevada.

En el salón serán suficientes un par de sillones, mesa de comedor y sillas, un mueble para la tele y algunas estanterías. Y, además de armario, cama y mesilla, en las habitaciones es imprescindible una mesa de estudio y una silla cómoda.

En cuanto al estilo, un pequeño detalle: la sencillez no está reñida con el buen gusto. Unos muebles nórdicos con algún complemento básico darán a ese piso un aire actual y juvenil muy atractivo.

 

3- Almacenaje

Solo tienes que imaginar todo lo que necesita un estudiante. Además de para ropa, tus inquilinos van a necesitar espacio para libros, apuntes, trabajos, material deportivo… Por eso, es importante pensar en todas las soluciones posibles de almacenaje.

¿Ejemplos? Puedes optimizar el espacio de mil maneras diferentes: camas con cajones en la parte inferior, estanterías sobre los escritorios o para dividir espacios, cajas de colores que a la vez decoren, altillos…

Una idea muy vistosa es colocar en alguna pared tableros microperforados, son perfectos para que ellos puedan diseñar su propio espacio de almacenaje con estantes o colgadores.

 

4 – Cocina

Dejando a un lado los electrodomésticos, conviene que la cocina tenga una encimera especialmente resistente y a prueba de ‘accidentes’. Además, los estudiantes siempre van a agradecer una mesa y unas sillas para desayunar rápido o tomarse esos tentempiés que a veces tanta falta les hace. No es imprescindible que la cocina sea enorme, una mesa abatible anclada a la pared y un par de taburetes servirán sin problemas.

 

5 – Detalles que cuentan

En un piso de estudiantes nunca puede faltar una buena iluminación. No dudes en colocar lámparas o flexos allí donde van a ser más necesarios: en los espacios dedicados al estudio. No olvides que casi con seguridad tus inquilinos van a pasar muchas horas nocturnas frente a los apuntes.

Las ventanas, por otra parte, mejor con cortinas o estores muy ligeros para que los rayos de sol entren en el piso sin problemas. De ese modo, las habitaciones parecerán más grandes y acogedoras. Y hablando de textiles, un último consejo: juega con colores y texturas para dar un aire alegre al piso. Puedes hacerlo con cojines, con las fundas de los sofás, con la ropa de cama…

Como ves, no es tan complicado decorar con gusto y con un presupuesto reducido un piso de alquiler para estudiantes, simplemente, hay que ser muy práctico. Recuerda, además, que si el piso ofrece una buena imagen y cuenta con un equipamiento mínimo pero en perfecto estado, será mucho más fácil alquilarlo un curso tras otro.

 

Fuente: habitissimo

Share This