SERVICIO 24HORAS 934.671.115 cuidamostupatrimonio@rentando.es

Es algo que ya sabes: cuanto mejor aspecto ofrezca una vivienda, más rápido se alquilará. No solo eso, sino que un buen ‘lavado de cara’ te permitirá subir algo su precio.

El problema es el coste de esas reformas. ¿Crees que no te va a llegar el presupuesto? Seguramente estés equivocado. Puedes renovar casi completamente la casa sin que te arruines en el intento. ¿Cómo? No te pierdas estos consejos.

 

Consejos para refomas low cost en tu piso de alquiler

 

1.- Cambia los suelos

Es uno de los elementos que más se ven en una casa… y también que más se estropean. Los laminados son una buena opción porque hay miles de modelos, algunos muy económicos, y no tendrás que levantar el suelo antiguo.

Pero tienes otra alternativa: los suelos vinílicos. Los hay en losetas adhesivas que podrás poner tú mismo sin necesidad de ser un gran manitas. Hay modelos a precios muy bajos y en infinidad de acabados. Son, sin duda, las estrellas de cualquier reforma low cost.

 

2.- Renueva el baño

Dicho así suena caro, ¿verdad? Pues no tiene que serlo necesariamente. Si los revestimientos y los sanitarios no están mal, puedes dar un nuevo aire al baño cambiando los viejos grifos y el espejo por unos más modernos. Y cuida la iluminación: un baño con mucha luz parece más grande y más bonito.

¿Pero qué ocurre si las paredes están revestidas con esos floridos azulejos de los años 70? Es cierto que se lleva lo vintage, pero no a todo el mundo le gusta. Si no te convencen, siempre puedes pintarlos o poner losetas vinílicas, aunque en este caso tal vez sí sea aconsejable que busques un profesional que haga el trabajo.

 

3.- Una cocina como nueva

Por mucho que te parezca imposible sin arruinarte en el intento, también es posible conseguirlo. Si los muebles están en buen estado, solo tendrás que cambiar la encimera, que es la que suele deteriorarse con más facilidad.

Si además cambias el grifo, notarás mucho más la diferencia. Y, por cierto, los muebles se pueden pintar, por si buscas renovar por completo el aspecto del mobiliario.

El problema es cuando los muebles no están en buen estado y no queda más remedio que poner unos nuevos. En ese caso, cambia solo los de la parte inferior. En la parte de arriba pon baldas, las hay muy decorativas y te costarán mucho menos. ¿Otra idea? Pon un antepecho, el efecto puede ser increíble.

¿Y los suelos y revestimientos? Exactamente igual que en el baño: pintura o losetas vinílicas. Si buscas una reforma low cost son imprescindibles. Esta es una de las reformas low cost para vender tu piso rápidamente.

 

4.- ¿Y las puertas?

Es así, cambiarlas puede costar un dineral. Pero también hay alternativas. Si vas a alquilar la casa, vas a tener que pintar sí o sí, de modo que es un momento perfecto para quitar puertas y marcos, al menos en algunas habitaciones o zonas de paso. Los espacios abiertos son tendencia, y, además, hacen que las estancias parezcan más amplias. ¿El salón tiene una puerta de doble hoja enorme? Quítala y observa la diferencia.

En cuanto al resto, siempre puedes lacarlas o barnizarlas, pero es un trabajo que tal vez sea algo caro para una reforma low cost. Si así lo crees, simplemente cambia los pomos y manivelas.

Ya lo has visto, con un presupuesto muy bajo puedes trasformar una casa anticuada y nada atractiva en otra casi de revista. Un poco de creatividad y materiales adecuados hacen auténticos milagros. No lo dudes, alquilarás tu piso en un suspiro. ¿Te animas a ponerte manos a la obra?

Las reformas low cost son fundamentales para alquilar tu piso rápidamente. Si quieres que te gestionemos tu piso alquilado, o que te alquilemos tu piso puedes contactar con nosotros.

Fuente: habitissimo

Share This