Seleccionar página

Si te gusta todo lo excesivo, lo histórico, lo cargado y lo elegante, tu estilo decorativo para una vivienda en alquiler es, sin duda, el estilo barroco.

Este carácter era el que se encontraba, antiguamente, en las casas de personas de alta sociedad. Hoy en día, la decoración barroca está al alcance de todo el mundo. Por eso, si siempre te ha apasionado este estilo, es tu momento.

Esta decoración tiene muy claras sus características principales. Por lo que, si estás pensando en usarla para decorar tu vivienda y así alquilarla rápidamente, no pierdas detalles de estas claves:

  • Lo refinado es fundamental. Así, cuidar cada pequeño detalle y remate de forma sofisticada es parte esencial e inamovible en este estilo decorativo. Así que, si no te gusta lo refinado, este no es tu estilo. De lo contrario, darás en el clavo eligiendo el estilo barroco.

 

  • Mobiliario al estilo de los siglos XVII y XVIII. Estos muebles también implican sofisticación. De hecho, son tan sofisticados porque siguen la estética barroca de los siglos antes mencionados. Así, son parte fundamental de este estilo decorativo. Es decir, si cambiásemos el estilo de estos muebles, ya no podríamos decir que estamos creando una decoración barroca.

 

  • Abundancia de curvas. Sí, sí, de curvas. En toda la decoración hay curvas. Lámparas con curvas, cabeceros con curvas, estampados con curvas… La curva está presente en toda decoración barroca que se precie.

 

  • Los colores también son muy importantes. Así, en una decoración para alquilar al estilo barroco encontraremos colores suaves y claros como el beige, el dorado, el blanco, marrones suaves… Se suelen incluir tonalidades oscuras. De hecho, el color que suele ser incluido es el negro, ya que es el color de la elegancia por excelencia. Así, se crea un contraste muy elegante y a la vez curioso.

 

  • La elegancia no puede falta en lo barroco. Así, los tapizados son siempre elegantes y los elementos decorativos ornamentales. De hecho, la elegancia se encuentra en elementos decorativos como lámparas de araña, espejos y cuadros con grandes marcos, jarrones y floreros muy elaborados… Un sinfín de detalles muy cuidados.

 

  • Las paredes, originariamente, han estado empapeladas con motivos arabescos, geométricos o florales. Siempre teniendo en cuenta los colores habituales de este peculiar estilo decorativo.

 

  • Lo llamativo de este estilo lo encontramos de muchas maneras: con lámparas de araña, lo ornamental, las curvas en cada detalle, los contrastes que a veces se dan entre los colores usados… Todo el conjunto de este estilo decorativo es llamativo. De hecho, si no conseguimos una decoración llamativa, le hemos fallado al estilo barroco.

 

Como podéis comprobar este estilo decorativo está muy bien definido y tiene una base muy fuerte. Por lo que, si estabas pensando en redecorar tu vivienda para ponerla en alquiler con este estilo para hacer algo diferente y conseguir así llamar la atención de los posibles futuros compradores, esta es, sin duda, una opción inigualable. Ahora, tienes todas las claves para hacer de tu casa una casa barroca, ¿te atreves?

Fuente: habitissimo

Share This