Seleccionar página

¡Ya la tienes lista y estás deseando que encuentre los inquilinos nuevos cuanto antes! Lo sabemos y te comprendemos, pero, una casa no se alquila de la noche a la mañana.

Aunque ya has hecho lo más difícil, reformar y poner a punto el inmueble para que otras personas puedan disfrutarlo, pero queda otra parte, la final, ¡alquilarlo!

Mientras esto ocurre y tienes que habitar – o no- la casa, hay que mantenerla limpia y ordenada por si acaso. La pulcritud y la sensación de orden es fundamental como primera impresión de las visitas que recibas (durante un tiempo determinado) para que se interesen por tu inmueble.

Es por ello que hoy vamos a darte las mejores claves para que siempre parezca que acabas de limpiar y ordenar, pero sin hacerlo diariamente. ¿Quieres saber cómo? ¡Muy atento/a!

 

Mantén tu casa limpia sin esfuerzo

No es el hobbie de nadie ponerse manos a la obra y empezar a asear habitaciones, pero hay que hacerlo. Sobre todo, si esto supone un pronto alquiler a largo plazo.

Si tienes que hacerlo tu mismo porque no puedes contratar un servicio de limpieza, puedes seguir estos 5 trucos para que tu casa parezca limpia y como recién reformada siempre.

Lo que más se ensucia desde el inicio de los tiempos son los suelos. ¿Quién no pasa el cepillo y la fregona 7 días a la semana los 365 días del año? Ahora podrás ahorrártelo con los actuales robots aspiradores. Esta tecnología permite dejar los suelos impolutos de forma fácil y autónoma.

El segundo truco para maniáticos de la limpieza para poder alquilar rápidamente un inmueble pasa por tener un ambiente más limpio y fresco en la vivienda. Airea las habitaciones diariamente unas horas y así ayudarás con las humedades y los malos olores. Acompaña esto con un aparato humidificador y ambientadores de olores neutros.

Tras lo fácil, pasamos a algo más odiado por todos, ¡limpiar! Pero de verdad. Esto quiere decir que, si vamos a habitar en la casa mientras se alquila, debes limpiar cada vez que ensucies algo. Los platos, las superficies como mesa, encimera o la mampara de la ducha. Un pequeño gesto que ahorra horas y horas posteriores de grandes limpiezas.

En el penúltimo consejo para mantener una vivienda limpia en el proceso de que cambie de dueño tienes que tener un orden en casa. Una vez lo ordenes a la primera, lo siguiente es pan comido, pues solo tendrás que mantenerlo.

Si las cosas están en su sitio, la cama hecha cada mañana, los elementos decorativos en el lugar que le corresponde, etc. saldrá solo siempre.

Finalmente, juega con la luz y notarás cambios al instante. En el quinto tip de limpieza y orden queremos darte un pequeño truco que te ayudará a que tu casa luzca agradable y más amplia, limpia y llamativa a los ojos del posible inquilino.

Se trata de que no parezca una cueva, sino que dejes la luminosidad entrar por las ventanas, abre las cortinas y añade tonos claros a las estancias con tejidos y elementos para terminar de crear un ambiente más abierto y hogareño.

¿Listos para un alquiler en poco tiempo? Es tu oportunidad.

Fuente: habitissimo

Foto de Pixabay de Pexels

Share This